jueves, 18 de diciembre de 2014

DESPEDIDA DEL DIPLOMADO

 


La   semana del  17 al   24 ha  estado marcada por el  final  del Diplomado en Ocotal.  Ya hemos entregado  la segunda carpeta y despedido hasta el año que viene del grupo de maestras y su Directora.

Así de felices se nos veía a Teresa, Ramin y a mi misma que estaba que no me creía ya el haber finalizado esta primer parte del Diplomado (vida práctica y Sensorial).


Ha sido una semana especial pues hemos hecho nuestras prácticas en el aula y con ellas hemos podido poner en funcionamiento  todo lo aprendido durante el curso. ¡qué difícil es estar al lado de los niños y niñas y no actuar ni corregirles!.


Estuvimos el primer día observando cómo llevaba a cabo toda la jornada la profesora Gelsomina, para poder al día siguiente realizar nuestra práctica solas con los niños y niñas. 


Fue fácil ya que ellos se saben muy bien el orden de los ejercicios y nos iban indicando a cada momento que teníamos que hacer “Ahora toca Gracias y cortesía! O nos mostraba un niño el cartel del SILENCIO porque entendía que estábamos hablando cuando yo le indicaba algo a Teresita.


Las rutinas comenzaron a  las 8 de la mañana en que íbamos saludando y acogiendo a los niños y niñas en la misma puerta:

-          Himno

-          Oración de la Paz

-          Ejercicio de los nombres

-          Ejercicio de gracias y cortesía.


Todos se fueron a tomar el material con el que libremente querían trabajar, después de que Teresita les dijera uno a uno y una a una,   que  se podían levantar y trabajar con algunos de los materiales que estaban en el salón.


Salvo 3 niños y dos niñas que todavía no se han adaptado bien por distintas situaciones, la mañana transcurrió  sin sobresaltos. Alrededor de as 9;30  fuimos avisando a los niños y niñas que “guardaran el material en su lugar” y que caminaran con las manos hacia atrás  para hacer una hilera e ir a lavarnos las manos para bajar al comedor a desayunar, donde servimos a cada uno y una su plato y así practicar lar normas de cortesia. Después tienen que  “fregar sus trastes”, y colocarlor en su lugar para que el siguiente grupo pudiera utilizarlos limpios.


Después el cepillado de dientes y de nuevo al salón para terminar de realizar unos diez minutos de relajación,  los trabajos que tenían o que de nuevo decidan tomar para ejercitar y desarrollar distintas habilidades y destrezas (atención, psicomotricidad, coordinación viso-manual, preparación para la escritura y la lectura, las primeras nociones matemáticas…). 

La verdad es que ha sido una experiencia muy bonita poder compartir, tanto con Teresita como con Ramin esta parte del Diplomado... Y ¡por supuesto! gracias a nuestra querida Gelsomina que nos ha apoyado en todo este proceso junto con la Directora Yolanda y a todos los niños de su salón que nos han acompañado motivados y sonrientes cuando les pedíamos hacer nuestras presentaciones a lo largo de todo este año escolar

No hay comentarios:

Publicar un comentario