miércoles, 7 de mayo de 2014

PALO DE MAYO


 Debería empezar esta semana con el viaje a Bluefields que tanta ilusión le hacía a Julia, ya que en el año 85, cuando vino como brigadista internacional para apoyar a la Revolución,  no puedo realizar por las condiciones en las que se encontraban las comunicaciones. Yo también llevaba tiempo con ganas, así que aprovechando  el puente de Mayo decidimos hacerlo. Esta vez la celebración del 1 de Mayo  iba a ser  diferente y no íbamos a celebrar el día del trabajo con manifestación, sino viajando a Bluefields para celebrar  el Palo de Mayo (fiesta de fuerte tradición desde hace unos años y llevada por los ingleses). Aunque cuando llegamos ya se habían hecho algunas celebraciones y no pudimos asistir.



Ya tenía yo ganas de conocer la “Otra Nicaragua”. Esta zona no fue conquistada por los españoles que llegaron por el Pacífico, sino por los piratas ingleses que se introdujeron  por el Atlántico. Son estos habitantes de tez más oscura, debido a la mezcla de los miskitos, sumus y ramas (que son los autóctonos) con los esclavos llevados desde África por los ingleses. En Bluefields que fue nuestro destino se puede decir que son los Creoles el segundo grupo que  lo  pueblan (nuestra nueva amiga Gina es una creole como ella muy bien nos explicó). La gran parte eran africanos traídos del Caribe (quizás de las Antillas y de Haití) que se autodenominó así por considerar peyorativa la palabra “negro”. Su lengua es una variedad del inglés mezclado con lenguas africanas e indígenas. También están los garifonos que vinieron de Honduras en el siglo XIX y se asentaron en otro de nuestro maravillo destino (La laguna de Perlas). Por último están los mestizos que son los pobladores procedentes del Pacífico (mezcla de europeos e indígenas). Esta parte de Nicaragua tiene dos Regiones Autónomas la del Norte y la del Sur. Bluefields pertenece a la del Sur. De hecho las Costa del Caribe vive a espaldas del resto de Nicaragua y es multiétnica y multilingüe, se habla del inglés, el creole, el miskito, el sumu, el rama y el español.





Sólo hace unos 100 años que esta colonia pasó a formar parte administrativa de Nicaragua. En la actualidad esta zona tiene grandes problemas de narcotráfico y aunque la  gran parte de sus habitantes viven de la pesca,  el paso de esta parte del Atlántico la hace vulnerable para que sea utilizada para sacar la droga por sus vecinos en la isla de S. Andrés de nacionalidad colombiana. Ir a esta parte del Atlántico es mucho más fácil en la actualidad, ya que la carretera, así como los transportes han mejorado considerablemente.

Saliendo de Managua en el primer bus con la empresa Vargas Peña, se puede sacar un combinado que te permite estar en 7 horas más o menos en Bluefields que lleva ese nombre precisamente en honor a un Pirata que le puso su nombre. Llama la atención nada más llegar allí sus distintas iglesias y sus construcciones adyacentes, ya que cada una de ellas tiene un colegio de preescolar, primaria y secundaria. No obstante la iglesia morava es la que más influencia ha tenido tanto en la religión, cultura y política de todo el Caribe.

Está claro que este viaje ha sido toda una aventura en todos los sentidos. Recorrer el rio Escondido para poder llegar a Bluefields y realizar parte del viaje en autobús para poder acceder a la Laguna de Perlas ha sido una preciosidad, pero hablar y compartir panga, bus, o una toña con algunas de las personas con las que nos hemos ido encontrando, eso sí que ha sido una aventura y sobre todo un culebrón ¡jaja! y sino que se lo digan a mi amiga Juliana que no salía de su  asombro con la vida tan increíble del capitán que nos llevó a ese maravilloso cayo del Caribe en el que pasamos todo un día.

Primer día: Llegada a Bluefields alrededor de las dos de la tarde y el primer encuentro con Gina (amiga de Yahaira , hermana de Ethel que es amiga de Julia) y que nos recibió en el mismo muelle y con su coche…  Después de darnos una vuelta de reconocimiento por distintas zonas y contarnos un poco de su historia nos dejó en el hotel familiar que habíamos reservado. Por la noche después de cenar en un restaurante sobre el muelle de Bluefields bailamos y cantamos con las amigas de Gina con las que además de pasar un buen rato nos animaron a visitar Laguna de Perlas y efectivamente era un lugar precioso.




Segundo día: Llegada a la laguna después de ir en panga, taxi y bus en el que nos encontramos con Matias, otra de las personas (muchacho alemán que está haciendo una investigación sobre la diferencia en la socialización de los niños y niñas europeos y las comunidades de Bluefields) con la que pudimos compartir y platicar, sobre todo Julia que le pudo aportar sobre temas concretos de salud en las que estaba interesado. GRACIAS CHICAS!!!! 


Nuestro destino era un hotel pequeño regentado por Pedro un español de Madrid y su compañera Nuria,  nacida en la Laguna (una pareja encantadora y un lugar paradisiaco). Pero para llegar hasta esta preciosidad pasamos por una comunidad donde cada 5 minutos parábamos con el bus para recoger bananos o otras mercancías que tenían que llegar a la Laguna para ser distribuidas.

El hotelito como podréis comprobar una maravilla y de "viajes Barceló". Dos cabañas sobre el agua y con unas vistas a la laguna de impresión tanto al amanecer como al atardecer (precios muy ajustados) y además con una comida cuidada,   una presentación de platos con mucho gusto y con recetas tradicionales  hechas con salsa de coco (receta de la abuela de Nuria)... tenéis que venir... ¡jajaj! aunque ya se que pilla un poco lejos, pero nunca se sabe...GRACIAS POR CUIDARNOS!.  (PEDRO: Julia se encargará de llamar a tu mamá Maripili ¡no lo dudes! espero que disfrutarais conla presencia de estas dos españolitas.

Antes de contratar nuestro tour a los Cayos de la Laguna, quisimos visitar otra comunidad en Awuas y para ello necesitábamos tomar un taxí, pero como no había manera, finalmente aceptamos el ofrecimiento de una persona que se mostró muy dispuesta a acompañarnos y que era socio de uno de los Restaurantes que nos habían recomendado visitar para degustar pescados típicos de la laguna (Hotel Ulrich).  Así que aceptamos la invitación y pudimos atravesar,  como unas verdaderas señoronas en un cochazo y a acompañadas de Elisa, la francesita que conocimos en el hotel la preciosa comunidad y darnos un baño en la laguna.


Para hacer el tour, necesitábamos un grupo de 8 personas, así que GRACIAS a los encantos de nuestra amiga Julia, conseguimos formar un grupo para ir al día siguiente a las islas soñadas del Caribe. 

Nos acompañaron  Julio Administrador y chef, junto con su amigo Marcos, al tour que hicimos a los Cayos de la Laguna de Perlas. y que hizo nuestro delicioso  “Rondón” plato típico de la costa que se hace con salsa de coco, mariscos, pescado, yuca, quiquiste, etc.. Igualmente este viaje no lo hubiéramos podido realizar sin la pericia del capitán del barco que también colaboró  en la elaboración del plato, rayando a mano dos hermosos cocos. Y como no GRACIAS  a los que nos acompañaban en el tour para que nos resultara más barato:
las dos chicas rubias alemanas (Kristin y Arney), amigas de los dos voluntarios de Alemania (Adrian y Daniel) que estaban realizando un proyecto de educación física en la etapa de primaria.

Elisa, la joven que “adoptamos” Julia yo cuidándola y mimándola como dos auténticas madrazas. Nos contó, que estaba recorriendo de forma aventurera Centroamérica y me gustó  cuando nos dijo que  esto le estaba enseñando más que estudiar. Tanto Juliana como yo estábamos de acuerdo en esta afirmación, la vida es la mejor escuela para todo.

Isla de fondo de Windows como diría nuestra amiga Julia, pero en este caso era realidad ¡IMPRESIONANTE!

¡MIRAD Y CONVENCEROS!

No podía faltar nuestra foto de grupo con el capitán para rematar el preciso día que pasamos juntos y juntas GRACIAS CHICOS Y CHICAS POR COMPARTIR



Al día siguiente de nuevo tempranito para Bluefields donde pudimos visitar el museo de la ciudad, gracias a que conocimos en la panga de regreso al Director del mismo (DONALD) que nos amenizó el viaje contándonos cosas sobre la zona y la situación política en la que se encuentra (hombre Sandinista de convicción). Ante el interés que mostramos por lo que nos contaba nos dijo que no nos podíamos ir de Bluefields sin visitar el museo, por lo que tuvo la gentileza de llamar a su cuidadora para que lo abriera y nos lo mostrara, exclusivamente a nosotras ¡guauuuuu! … y es que todo fluye y sigue fluyendo cuando se va con una ACTITUD DE ENCUENTRO.

Nos despedimos de Gina y su familia con mucha pena y recordé las palabras de Pedro (el madrileño que regenta Queen Lobst y que no podèis dejar de visitar). Es que al final todos vienen y se van, compartes mucho y coges cariño…  Y es verdad sólo han sido cuatro días pero tan intensos que me parecieron mucho más.

Gina, (amigas)  Julio  (amigo) , Pedro, Elisa, Yahaira, Cari, Lyn, Carlitos os  esperamos en España…y a ¡VIVIR LA VIDA! 













2 comentarios:

  1. Guau!!! qué pinta tiene todo, los espacios naturales, la gente!!!!. POr favor sigue contando de vez en cuando, ya te comenté que viajo a través de tus ojos!.

    La semana que viene estrenamos nuestro montaje de teatro. Estoy nerviosa y emocionada, ya sabes, esto, actuar, es lo que más me llena en el mundo. me puedo transportar a otras vidas, a otros lugares.... y sin avión, jajaja. Pero también me gustaría transportarme físicamente, ¡Qué leche!.

    Un beso muy grande como siempre Pilar, desde Los Madriles.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta saber que me sigues y que puedas disfrutar, aunque sea virtualmente.
    ¡Mucha mierda para tu estreno!.
    sigo siendo feliz ...
    Un abrazo para tí y toda la familia

    ResponderEliminar